• Hobbit Kinder

Refuerza los hábitos de higiene a temprana edad


Una frase popular asegura “higiene es salud”. De hecho, se trata de un principio básico en la prevención de salud según el cual, es posible reducir el riesgo de contagio de numerosas enfermedades transmisibles con la aplicación de algunas medidas de aseo básicas.

Desde temprana edad es importante inculcar en nuestros niños, buenos

hábitos de higiene, ya que las autoridades de las instituciones preescolares han considerado que la independencia que se les brinde a los niños en esta etapa es de suma importancia para que vayan creando y conociendo una nueva forma de aprendizaje a través de la higiene.

En esta etapa, a los niños se les enseñan los hábitos elementales como lavarse las manos antes de comer, después de ir al baño de una manera regular utilizado jabón y/o gel antibacterial, tomar un baño diario y cepillar sus dientes de manera constante para la prevención de caries

Enseñar a los niños a tener una rutina de higiene saludable cuando son pequeños puede ayudarlos a crear hábitos que duren para siempre. En las escuelas son los mismos profesores quienes se encargan de reforzar estos hábitos que los niños van adquiriendo día con día, de este modo se va creando cierta conciencia respecto a estos hábitos de higiene hacia su persona. Así mismo, los niños van convirtiendo este aprendizaje en hábitos que les permitan desarrollarse en ambientes más sanos y evitar algún contagio.

Los pediatras recomiendan inculcarles a los niños desde pequeños los hábitos de higiene que deben seguir a diario ya que no sólo mejorará su salud reduciendo el riesgo a enfermar, sino que también reforzará su desarrollo haciendo que el pequeño sea más organizado, cuidadoso y autoexigente consigo mismo.

Esta es una tarea ardua e importante, que exige vigilancia y atención, requiere de paciencia, esfuerzo y dedicación. La repetición constante de frases como, “lávate las manos después de ir al baño”, “tápate la boca al toser o estornudar”, “cepíllate los dientes después de cada comida”, serán la clave para lograr que los niños tengan claro cuáles son los hábitos que deben emplear en cada momento.

Como padres de familia es importante tener una buena comunicación con las escuelas para que estén al tanto de la higiene de sus hijos, ya que ambos van de la mano para la enseñanza y la educación.

Deben de estar enterados de que actividades de enseñanza en hábitos realiza su hijo o hija dentro de la institución educativa. No siempre se podrá tener la completa atención a los niños por parte de los profesores, pero una buena comunicación será siempre la clave de confianza tanto para el profesor como para la institución.

Cinco hábitos de aseo diario obligatorios

1. Cepillarse y mantener limpio el cabello

El cabello, al igual que el resto de la piel, se ensucia con mucha facilidad debido al polvo del ambiente y las secreciones del cuero cabelludo. Por eso, es importante lavarlo con frecuencia y cepillarlo diariamente para estimular la salud capilar y mejorar su aspecto. Se trata de unos de los hábitos de aseo diarios más elementales que el niño deberá aprender tan pronto como adquiera las habilidades motoras básicas. Al inicio ni siquiera es importante que el niño se cepille o lave bien el cabello ya que se trata de un ejercicio que requiere entrenamiento. Lo esencial es que concientice las ventajas que le reporta este sencillo hábito de higiene personal, mientras lo ayudas a obtener mejores resultados.

2. Cepillarse los dientes

Introducir el hábito del cepillado dental a edades tempranas es vital para garantizar una óptima salud bucal en el niño. De hecho, es la única manera para prevenir muchas de las enfermedades dentales como las caries, la halitosis y algunos problemas en las encías. Lo ideal es que a partir de los 3 años ellos solos sean capaces de cepillarse los dientes, aunque durante los primeros meses necesitarán la revisión constante del adulto. Es importante que realicen el cepillado desde las encías hasta los dientes, de manera circular y sin ejercer demasiada presión para no dañar el esmalte dental. Este ejercicio deberán repetirlo después de cada comida y antes de irse a la cama.

3. Lavarse las manos

Se trata de unos de los hábitos de higiene diarios más importantes pues basta para prevenir enfermedades como la tuberculosis, la neumonía, el cólera, la influenza y las infecciones gripales. Ten en cuenta que las manos son la principal herramienta de trabajo de los niños por lo que es usual que las pasen por superficies contaminadas y luego, cuando se las llevan a la boca o a los ojos, trasladan en ellas las partículas infecciosas que pueden enfermarlos. De hecho, las estadísticas indican que los niños que se lavan más las manos enferman menos que los que no tienen este hábito. Por eso, cuanto antes le enseñes a lavarse bien las manos, mejor. Eso sí, es importante que aprendan a lavárselas durante al menos 30 segundos, sobre todo después de jugar, ir al baño, toser o tocar superficies sucias.

4. Limpiarse y cortarse las uñas

Mantener las uñas bien cortas y limpias es una garantía de salud. Básicamente, debajo de las uñas se acumulan las bacterias y virus procedentes de las superficies que los niños tocan constantemente. Por eso, mientras más cortas, menos probabilidades habrá de que alberguen suciedad. Aunque más allá del tamaño, también es esencial mantenerlas limpias. Y cuanto antes le enseñes esto a tu hijo, mejor.

5. Ducharse

Probablemente se trata del hábito de higiene diario más importante ya que mientras el niño se ducha, elimina de su piel los restos de suciedad e infección. Ten en cuenta que la piel está expuesta todo el día a los agentes contaminantes del entorno, a las superficies sucias y a las secreciones que ella misma produce, como el sudor y la grasa corporal. Por eso, es importante limpiarla, al menos una vez al día, para eliminar la suciedad y las toxinas, permitiendo que los poros transpiren mejor. Se trata de un hábito que ayuda a prevenir enfermedades como la gripe, la sarna y el acné, a la vez que mejora la apariencia personal y la sensación de bienestar en el niño.

#Abril2019

© 2023 por ABC Programas Extra Escolares.
C
reado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

Llámanos: (55) 5602 8922   /   Loma de Tarango #3, Col. Lomas de Tarango, CDMX.

Hobbit Kinder es una escuela de nivel preescolar incorporada a la Secretaría de Educación Pública  mediante el acuerdo n° 09140058CT  del 11 de julio de 2014
CCT. 09PJN2430G