• Hobbit Kinder

El recreo como forma de aprendizaje y diversión


Facilita el desarrollo de habilidades sociales y emocionales para conseguir un objetivo o trabajar en equipo, ya que es una oportunidad para que los pequeños desarrollen habilidades y aprendan a compartir con sus compañeros.

Es verdad que cada niño es diferente en su forma de jugar y de interactuar con sus compañeros, es por eso que a cada grado escolar se le designa un tiempo en el que los niños salgan a jugar con sus compañeros del mismo grado.

Es importante diferenciar las necesidades y los estilos de juego de cada niño; es decir, los pequeños de maternal deben pasar su rato de recreo con otros compañeros de la misma etapa y los niños de kínder igualmente jugarán con sus amigos del grado. Esta medida es por seguridad ya que puede llegar a suceder que los niños no midan su manera de jugar y se lleguen a lastimar ya sea con los juegos propios de la escuela o que ellos lastimen a algún compañero.

El recreo también puede ser una oportunidad en la que los profesores vean a sus alumnos desde otra perspectiva, que vean como se comportan dentro del salón y fuera de él, ya que se genera un espacio donde se aprende a ceder, trabajar en equipo y actuar de forma libre; donde nadie les dice qué hacer aprendiendo de sus propios errores y resolviendo sus conflictos.

Este tiempo puede ser aprovechado para detectar alguna situación que posiblemente los maestros no vean a simple vista dentro del salón. Si el recreo es de alta calidad, según investigadores, puede llegar a controlar el acoso escolar desde sus inicios y servir como espacio para que los niños se desahoguen de las tensiones y estrés que haya sufrido durante el día al reducir la ansiedad.

Mediante el juego, los niños pueden aprender métodos para poder manejar el estrés. Las actividades en este tiempo libre implican exploración y con ella la solución de problemas, la creatividad, el relacionarse y demás actividades que impliquen conocimiento.

Cuando hablamos de recreo no solo debemos referirnos como el “intervalo entre clases que existe en las escuelas para que los niños se distraigan y/o descansen”. Este también aporta a los niños muchos beneficios más de lo que se piensa.

Además de un periodo de diversión muy esperado por todos los pequeños, también es un lugar de aprendizaje. Ese rato libre para los niños es el momento ideal para que se puedan desconectar de las clases y puedan disfrutar, jugar y gastar su energía de una forma distinta. Los expertos aseguran que el recreo puede ofrecer a los niños beneficios físicos, cognitivos, sociales y emocionales.

#Mayo2019

© 2023 por ABC Programas Extra Escolares.
C
reado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

Llámanos: (55) 5602 8922   /   Loma de Tarango #3, Col. Lomas de Tarango, CDMX.

Hobbit Kinder es una escuela de nivel preescolar incorporada a la Secretaría de Educación Pública  mediante el acuerdo n° 09140058CT  del 11 de julio de 2014
CCT. 09PJN2430G