Valor del mes: LA GRATITUD

11.1.2019

Enseñamos a nuestros hijos a decir GRACIAS, pero en ocasiones olvidamos hacerlos conscientes del alto valor que tiene esta palabra; que ser agradecido es mucho mas que decir gracias.

 

 

Enseñarle a un niño a ser agradecido, es enseñarlo a valorar la vida y lo que esta le ha dado:

  • Puedo ir al colegio

  • Tengo Casa y ropa

  • No me falta el alimento

 

Un ser humano que valora y agradece lo que tiene, es y será un ser humano capaz de agradecer a los que le rodean y a compartir con humildad aquello que tiene.

 

 

Ser agradecidos es el gesto más elevado de corresponder a otro. Es en esencia un acto de humildad, que al ejercerlo nos ennoblece. A la madre o a los abuelos por sus cuidados y enseñanzas; al padre que se esfuerza todos los días por ofrecernos provisión y bienestar; a los mentores y colaboradores que demuestran su servicio con tiempo y dedicación; al vecino que nos auxilia en pequeños detalles o a las compañeras y compañeros con los que libramos batallas, extraordinarias o cotidianas, y nos favorecen con su amistad. 

 

¿Cómo enseñar el valor de la gratitud?

  1. Sé un ejemplo: Muestra más alegría y menos quejas

  2. Pide a tu hijo que piense una cosa que agradecer cada día

  3. Crea conciencia: recuerda siempre a tu hijo todo lo que tiene

  4. En su cumpleaños, pide a tu hijo que haga un dibujo de agradecimiento por los regalos recibidos

  5. Enseña a tu hijo a tener compasión por los menos afortunados

  6. Promueve momentos de alegría y risas con tu hijo.  También es una forma de agradecer

  7. Enseña a tu hijo a ayudar a los demás.  Le enseñarás a ser grato

  8. Dar es recibir.  Enseña a tu hijo a compartir

  9. Enseñale a decir siempre la palabra mágica:  ¡Gracias!
     

La gratitud

es la memoria del corazón

 

Comparte con tus hijos esta fábula:

 


 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Buscar por tags